Mié. Feb 21st, 2024

Las fuertes tormentas y tornados que azotaron varios estados de Estados Unidos el fin de semana dejaron al menos 32 muertos, según el recuento oficial, y se prevén más condiciones meteorológicas extremas para lunes y martes.

El estado de Tennessee se vio particularmente afectado, con 15 muertes vinculadas a las condiciones meteorológicas, informó el domingo la agencia de gestión de emergencias de este estado sureño.

Nueve personas fallecieron en el condado de McNairy, al este de Memphis, mientras que dos niños y un adulto murieron en Memphis debido a la caída de árboles sobre sus hogares, dijo la policía local a la AFP.

Las de Tennessee se suman a otras 17 muertes registradas en los estados de Arkansas, Misisipi y Alabama, en el sur, y a otras de Illinois e Indiana, en el centro-oeste del país, y Delaware, en la costa este.

“Estamos trabajando en estrecha colaboración con el estado de Indiana y otros estados afectados mientras evalúan los daños y estamos preparados para responder a cualquier solicitud adicional de ayuda federal”, declaró el domingo el presidente estadounidense, Joe Biden, tras expresar su apoyo a las víctimas y sus familias.

En todos los lugares donde se han producido tormentas y tornados desde el viernes, los residentes tienen que hacer frente a los daños: automóviles volcados, árboles arrancados, postes telefónicos rotos y casas destruidas.

Los tornados, un fenómeno meteorológico tan impresionante como difícil de predecir, son habituales en Estados Unidos, sobre todo en las regiones del centro y sur.

Hace una semana, un tornado arrasó Misisipi, causando 25 muertos y grandes daños materiales. El presidente Biden visitó la zona el viernes.

En diciembre de 2021, unas 80 personas murieron tras los tornados que azotaron Kentucky.

dax/ube/db/ll

© Agence France-Presse

por Brenda Guerrero

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *