Comentario crítico a la pelicula Spotlight

Sociedad Cinematográfica Dominicana

Ciclo de cine Cuarto Poder 

Una fina mezcla de talentos.

La intimidad creativa de una película, en cualquier parte del mundo, con alto o bajo presupuesto, requiere la integración de un conjunto de personas, tanto delante como detrás de las cámaras. Contar con los más experimentados talentos en ambos escenarios, no necesariamente convierte la obra en proceso o terminada, en un instrumento de éxito profesional y recuperación económica.

Como hemos podido apreciar en gran cantidad de peliculas, unas poseen el mejor Director del mercado, en un momento dado, pero su guión no convence a los espectadores. En otras, el director de fotografía hace una excelente reproducción de las acciones, pero los talentos frente a cámara resultan risibles, y con muy limitadas cualidades histriónicas. En otro por ciento considerable, la pre-producción y rodaje han sido dos jornadas intensas, agotadoras pero sumamente valiosas para el productoaudiovisual deseado. Lamentablemente, el montaje y la post-producción son de baja calidad creativa e inciden en el resultado estético de la misma.

Autor: Agustín Cortés

En consecuencia, llevar a cabo la enorme y exigente tarea de realizar una película en cualquier parte del mundo, con alto o bajo presupuesto, como dije al principio, siempre significará apostar a reunir una fina mezcla de talentos.

La película Spotlight, de producción norteamericana, ha logrado conjungar una exquisita generación de talentos, tanto detrás como delante de las cámaras. Esta afirmacion es muy verídica, pues si ustedes revisan la filmografía de todos los involucrados en la obra no han dejado de ser demandados por la industria desde el 2015.

Cuando se estrena la película hasta el presente, sus roles son,muchas veces, en películas fantásticas, series de televisión y hasta en series animadas, ocupan los primeros planos. En ese enorme aparato que es la industria del cine norteamericano, ocupar primeros planos equivale a ganar buen dinero en dólares. 

Antes del 2015, estos talentos tenían trabajo incluso en facetas discimiles como productores, guinistas, productores, ejecutivos, dobles para voces, diseñadores de producción, interpretes y compositores musicales. Despuás del lanzamiento de la película su labor ha sido intensa, pero concentrada en una función particular.

Ese es un claro ejemplo de que todo proyecto cinematográfico puede ser una oportunidad de crecimiento profesional para quienes asuman con devoción su responsabilidad en este.

El director Tom McCarthy, con fino tacto del lenguaje audiovisual sin sobresaltos, nos dice: “te voy a contar algo fabuloso y quiero que te sientes en esa silla. Jamás los espectadores quieren distanciarse de la pantalla. Los conquista amablemente, y no los libera hasta el final de la historia.

La dosificación creativa que hace de espacio y tiempo coincide con la presencia y dramática de los talentos, concentrando la drama en cuatro de ellos, que por su coherencia expresiva parecen.

Desde un punto de vista, el Director perseguía este objetivo en la obra, debió trabajar con su colega, el co-guionista Josh Singer.

Para conseguir diálogos, y expresiones dramáticas bien espaciadas, nada de altisonancias. Precisamente, el apreciado galardón del Oscar lleva por estos dos renglones en toda película: Dirección y Guión.

Independientemente de esos dos renglones reconocidos por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas Norteaméricanas, además de otros reconocimientos internacionales en actuación, si tuviera la oprtunidad de distinguir esta película lo haría por su banda Sonora y la fotografía.

La dirección fotográfica es de Masanobu Takayanagi quien maneja deliciosamente escenarios en interior y exterior. Aún en los espacios más oscuros del sótano donde funciona la unidad investigativa del Boston Globe, que da nombre a la cinta, Takayanagi consigue una agradable mezcla de tonos cloroscuros.

Del exterior debo decir que la fotografía es un claro merecido homenaje a una de las ciudades más antiguas de Estados Unidos de Norteamérica. Los movimientos de camára, planos y ángulos seleccionados por éste, no parecen solo de un director de fotografia, sino también, el ojo amoroso de un habitante permanete de la ciudad de Boston, posiblemente desde sus años mosos.

Además de retratar de manera acertada, considero Masanobulogró y acertó desdibujar a la ciudad de Boston como la representante legal de su sociedad, del país y el mundo, ante un enfrentamiento moral que tocaba de manera concluyente una institución que cuenta con una inmensa legión de adeptos y un enorme patrimonio político y económico.

A ese atinado album visual, se une una agradable sinfonía de matices musicales.  La partitura musical está permanentemente presente en cada momento de la trama, acentuando conflictos, equilibrando sensibilidades, destacando el tránsito progresivo de las temporalidades.

Howard Leslie Shore, es un reconocido composito musical de 73 años. A su edad ha diseñado la banda sonora para 74 películasentre las que destacan, además de Spotligth, La Mosca (1986), el Silencio de los Inocentes (1991), Philadelphia (1993), El Abogado del Diablo (1993), El Aviador (2004), Gangas de New York (2002) y El Señor de los Anillos (2001).

Si el criterio estético en una obra cinematográfica comprende el 60 por ciento de su estructura creativa, la banda sonora de Spotlight podría dividirla sin ningún reparo en un 40% a su conceptualización musical y un 20% al diálogo y demás sonidos y ruidos tangenciales. Aunque ustedes notan que me explayo en elogios constantes a cada aspecto de la obra, debo destacar que el verdadero trabajo creativo y gerencial de la misma, lo llevó a cabo el productor de la película, pues reunir tantos talentos de calidad y solo invertir 20 millones de dólares, en ese mercado, es una verdadera proeza. Esa labor a cargo de Michael Sugar, creo que se hizo a partir de un acuerdo de pago a futuro, tomando como base la taquilla. Posiblemente los convenció a todos, con el tema en sus manos y un buen diseño de guión.

Favorablemente, la película en su historial de taquilla recaudó en la primera semana US$295 millones de dólares y terminó 8va en boletería ese año.

Como podemos notar, cada personaje en la obra hizo un buen negocio invirtiendo su talento y recibiendo a cambio un monto extraordinario de recursos que no se contrató en pre-producción y producción.

Como dije, en el título que presede este comentario, 

Spotlight es una fabulosa mezcla de talentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *