Jue. Feb 29th, 2024

BY ASSOCIATED PRESS

QUITO (AP) — “No sé cuánto más me quede en esta lenta agonía”.

Eso dijo con angustia el miércoles Paola Roldán, la mujer ecuatoriana que clama por una respuesta a la Corte Constitucional sobre su demanda legal presentada hace cinco meses para someterse a la eutanasia y tras asegurar que entre la pasada Navidad y fin de año estuvo a punto de morir varias veces.

En su cuenta de X, antes Twitter, Roldán de 42 años manifestó que “mi cuerpo comenzó a rechazar la comida intravenosa, así que voy 17 días viviendo a punta de sueros”. Recordó a los magistrados del más alto tribunal constitucional del país sudamericano que lleva 162 días desde que presentó su caso ante esa instancia de justicia.

“Para muchos, 162 días es nada, pero para mi han sido 3.888 horas de supervivencia”, aseveró, mientras señaló que ha pasado por manos de seis médicos que le abandonaron y por “docenas de episodios de atoro, 10 días entre Navidad e inicios de este año con crisis tan graves que me untaron los óleos y me despedí de mi familia”.

Esta ecuatoriana sufre de una rara enfermedad conocida como esclerosis lateral amiotrófica, una dolencia catastrófica, degenerativa y que no tiene cura. Ella presentó su pedido a la Corte Constitucional el 8 de agosto para que le permita acceder a una muerte digna.

“El tiempo para gente como yo es otro, y la Corte sigue atorada en su burocracia, indolente ante una realidad de tantos, pero que como no ha tocado a su puerta, todavía, sigue sin resolver”, reclamó Roldán, quien exhortó a los integrantes de esa Corte a actuar con humanidad, lejos de dogmas y de manera oportuna.

Preguntó a los jueces de ese organismo “Si el caso fuese de su hijo, su hermano o ustedes mismos, ¿se tomarían esta misma eternidad?”, para dar una respuesta.

Esta es la primera ocasión en que la Corte Constitucional de Ecuador debe resolver un pedido de eutanasia, lo que podría abrir una vía para legalizar la muerte digna, en un país en cuya Constitución no se contempla dicha posibilidad.

En noviembre Roldán, mediante vía telemática, declaró ante ese organismo cuando hizo varias pausas para tomar fuerza y presentar su alegato, acompañada de sus abogados. No hay plazos para una sentencia, pero se esperaba que por la urgencia del caso podía haber un pronunciamiento constitucional oportuno.

De acuerdo con cifras del Ministerio de Salud, en este país se han detectado 58 casos de enfermedades neuromotoras degenerativas e incurables, aunque no se especifica la condición de los pacientes.

En Latinoamérica, el único país que ha despenalizado la eutanasia es Colombia, mientras que Uruguay y Chile debaten proyectos al respecto. En México está vigente el derecho al “buen morir”, que permite a los enfermos o familiares pedir que no se mantenga la vida por medios o asistencia.

por Brenda Guerrero

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *