Innovación en la medicina gástrica para tratar problemas de obesidad

El ritmo de vida frenético que llevamos y el tipo de alimentación que acabamos consumiendo, pueden acabar teniendo un impacto importante en nuestra salud. Malas comidas, estrés y trabajos sedentarios, pueden llevarnos a padecer enfermedades como la obesidad o cáncer. En datos proporcionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren 1,2 millones de personas por obesidad solo en Europa, por este motivo, existen ya tratamientos como el balón gástrico u otros medicamentos, que ayudan a tratar esta enfermedad.

Más allá de la estética o la presión social, la obesidad tiene otra serie de consecuencias graves para nuestra salud, ya que puede acabar propiciando la aparición de otras enfermedades más graves como la diabetes, problemas cardíacos y ser un excelente promotor del cáncer. En España las cifras de este año han sido claras y preocupantes: el 53,8 % de la población adulta padece de sobrepeso u obesidad, según la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO).

El balón gástrico como tratamiento

Ante una situación como esta, tanto empresas como entidades públicas y no gubernamentales, han empezado a trabajar para conciencia sobre los riesgos de esta enfermedad y a desarrollar tratamientos para frenar sus efectos. Por supuesto lo más recomendable, antes de medicarse, es cambiar nuestra forma de vida hacia una más saludable, cuidando nuestra alimentación e introduciendo más ejercicio.

Sin embargo, existen ocasiones en las que esta patología implica otros elementos, como los hormonales o los psicológicos, que llevan a los pacientes a otros niveles de sobrepeso y obesidad, difícilmente controlables solo con dieta y ejercicio, que pueden poner en grave riesgo su salud e incluso su vida. Estos grados van a requerir de tratamientos más específicos como el balón gástrico o incluso la cirugía bariátrica .

En muchas ocasiones, las operaciones de pérdida de peso suelen ser bastante invasivas y costosas, por lo que antes de llegar a esta opción, se puede valorar el uso de un balón gástrico. Este tipo de herramientas se inventaron a principios de los años ochenta, pero no ha sido hasta estas dos últimas décadas cuando el uso del balón gástrico en España se ha extendido y afianzado, por su sencillez de aplicación y la reducción de los riesgos para el paciente.

La revolución en medicina gástrica

Los avances científicos y tecnológicos, siempre nos ayudan a mejorar las herramientas que ya tenemos para hacerlas más eficaces, reducir sus riesgos e incluso volverlas más asequibles. Esto ha ocurrido en el caso de los balones gástricos, que van ganando en el terreno de los tratamientos más eficientes para tratar la obesidad y el sobrepeso. Tanto el precio del balón gástrico, como sus nuevas modalidades, han hecho que pueda estar al alcance de más personas que lo necesiten.

La empresa puntera en innovación de este tipo de herramientas es la española SPATZ, que ha lanzado al mercado su balón gástrico ajustable, el primero de esta característica a nivel global, cuyo principal objetivo es adaptarse a las necesidades de cada paciente para resultar ser lo menos invasiva posible, conseguir tasas de éxito más altas y ayudar con el mantenimiento del peso a lo largo de la vida del paciente.

Fuente: GN Diario

Brenda Guerrero

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *