Movimiento “La ADP me tiene Jarto” advierte llevaría gremio a los tribunales en defensa del derecho a la educación

República Dominicana.-El movimiento de padres, madres y tutores de estudiantes de escuelas públicas “La ADP me tiene Jarto” y la Coordinadora Nacional de Padres y Tutores de Estudiantes de Escuelas Públicas (Cornapatep), advierten al profesor Eduardo Hidalgo y a la ADP, gremio que preside, que enfrentarán sus acciones en los tribunales, a fin de defender el derecho de los niños a la educación.

“Por primera vez en el país los padres, tutores y decenas de organizaciones sociales les van a enfrentar; que no seguirán soportando sus abusos, ni chantajeando con sus paros, y están dispuestos a llegar hasta los tribunales para defender el derecho de la educación de los hijos y continuarán la lucha en las calles y cualquier escenario”, advierten, de acuerdo a una nota enviada a este medio.

El movimiento “La ADP me tiene Jarto” y la Coordinadora Nacional de Padres y Tutores de Estudiantes de Escuelas Públicas (Cornapatep), se manifestaron este miércoles frente a la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), para demandar el cese de los llamados a paralización de la docencia, por considerarlos abusivos y en contra de los derechos de los niños, a recibir una educación libre de traumas.

Hablando a nombre de la organización, Ana Lidia González expresó que la suspensión de la docencia tiene consecuencias muy negativas, tanto para los estudiantes como para los padres, madres y tutores.

“A los primeros, se les viola el derecho a la educación y se les crea un ambiente inestable y traumático que les afecta incluso emocionalmente y terminan concluyendo el año escolar con lagunas porque no creen lo que dice la ADP, que los contenidos se reponen”, enfatizó.

En cuanto a los padres, consideran que estos llamados desorganizan sus rutinas de trabajo a la vez que impacta el presupuesto familiar, ya que deben conseguir a alguien que cuide a los hijos y recursos para la alimentación de ese día que en muchas ocasiones no se poseen.

Respecto al reclamo de aumento de salario, dijeron que la ADP no tiene justificación para hacer estos llamados, y menos basados en pretensiones salariales.

“Ya que los profesores, han sido los empleados que más aumentos salariales han recibido. Y en comparación con el 80% de los dominicanos y dominicanas, quienes perciben menos de RD$ 20,000 al mes, estos reciben sueldos buenos; ya, que sus salarios oscilan entre RD$ 57,668 y RD$ 63,298, a pesar, que son de los que menos trabajan”.

De igual manera, rechazan la actitud irresponsable de la ADP y los profesores, porque ausentarse de las aulas por llamados a huelga ha sido históricamente una rutina.

Entienden que, 10 años atrás se justificaba este tipo de lucha, porque las condiciones laborales de los profesores eran deplorables, “pero no en estos momentos, cuando son de los mejores pagados”.

“Criticamos que sus condiciones laborales han mejorado geométricamente, y no así, la formación de los estudiantes quienes en los últimos 20 años se encuentran en los últimos lugares del ranking mundial sobre los niveles de formación de los estudiantes. Y creen que es tiempo de que a los profesores se les exija también dar resultados y que los beneficios que reciban sean en función de su desempeño”, indicaron.

Además, expresaron ven con preocupación que el presidente de la ADP, Eduardo Hidalgo, utilice la organización para accionar políticamente a favor de su partido.

“Entendemos  que no tiene nada de malo que el señor Hidalgo o cualquier persona tenga una preferencia o militancia política, pero, lo que sí es abusivo y antiético que se use un espacio como la ADP para boicotear los esfuerzos que realiza la gestión actual, solo para beneficiar su partido, sin importarles que los únicos perjudicados son los estudiantes pobres”.

Agregaron que la indolencia mostrada por la cúpula de la ADP es el resultado de que,  por  el solo hecho de ocupar esas posiciones devengan un salario de $125,000 pesos, lo que les asegura que sus hijos vayan a un colegio privado  de calidad, donde los profesores irresponsablemente no abandonan las aulas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.