EN EL 55 ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN DE ABRIL: REIVINDICAMOS LA PERTINENCIA DE SU EJEMPLO Y CONTENIDO.

La crisis que estremece nuestra nación evidencia que el modelo  político-institucional impuesto por la invasión militar de los EEUU en 1965, reforzado a largo de 55 años de recolonización económica y cultural, y deteriorado en mayor grado por el impacto de la globalización neoliberal del capitalismo y la corrupción estatal, debe ser radicalmente superado.

 En estas circunstancias es imperioso reivindicar la pertinencia y contenidos de la Revolución Constitucionalista que encabezaron los coroneles Fernández Domínguez y Caamaño, brutalmente  obstruida por la invasión militar de EEUU. El momento indica que el proyecto de nación que encarnó la revolución inconclusa de abril de 1965 debe ser retomado y renovado.

 Medio siglo de negación de soberanía, perversión del sufragio, entronización de la corruptela y degradación de la política tradicional, crisis de salud y deterioro ambiental, fortalecen la pertinente de la rebeldía popular para refundar el Estado, sus instituciones y el proyecto de sociedad basado en democracia real, justicia y solidaridad.

Se trata ya de una cuestión de vida o muerte, de supervivencia de la sociedad afectada y amenazada en su salud colectiva y en sus medios de vida. 

La pandemia, montada sobre la decadencia del sistema de dominación, ha puesto al desnudo las lacras acumuladas.

¡CAAMAÑO VIVE, LA LUCHA SIGUE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.